Santo Tomás

La más antigua vinícola en Baja California y la primera en México en producir vino en forma comercial, Bodegas de Santo Tomás inició cuando Francisco Andonegui y Miguel Ormart compraron la propiedad en la que casi medio siglo antes se fundó la Misión de Santo Tomás. Algunas décadas más tarde, el general Abelardo L. Rodríguez, futuro presidente de México, compró las bodegas y contrató al enólogo italiano Esteban Ferro, quien trajo nuevas variedades de su país, la Nebbiolo y la Barbera. Poco antes de morir Rodríguez vendió su parte de la empresa a su socio, el asturiano Elías Pando, quien contrató al enólogo alemán Dimitri Tchelistcheff, hijo del principal responsable de la vinicultura moderna californiana. Tchelistcheff introdujo a Santo Tomás variedades como la Cabernet Sauvignon, la Pinot Noir y la Chardonnay.

En la década de los ochentas tomó las riendas Antonio Cosío, yerno de Don Elías. Él contrató a Hugo D'Acosta como enólogo y director general y comenzó un nuevo camino para Santo Tomás, con una visión hacia la producción de vinos de alta calidad. Desde 2003 Bodegas Santo Tomás tiene como enóloga a Laura Zamora. Ella ha conseguido múltiples premios internacionales para los vinos de esta empresa. La línea "Premium" produce tiene vinos de gran clásicos de gran calidad, como Único (Cabernet Sauvignon y Merlot) y Duetto (Cabernet Sauvignon y Tempranillo). Cuentan también con su exitosa línea de "Varietales", con uvas tradicionales de la bodega y vinos premiados como su Barbera, Merlot, Cabernet Sauvignon y Chardonnay. La etiqueta "Vientos", de las más nuevas, ha tenido buena aceptación e incluye los tintos Cierzo, Sirocco, Xaloc, Galerna y Mistral, al igual que el blanco Aliso. La línea "ST" va dirigida al mercado joven y cuenta con vinos blancos, tintos y un rosado. Otras líneas de Santo Tomás son "Misión" y "Tardos".

Sala A. Aeropuerto Internacional de Tijuana. Tel. 664 683 8477. ventas@lacavadedonchava.com